Setmana intensa de partits per al primer equip del Llevant

Informació i Foto: http://www.levanteud.com

En realidad, el fenómeno no resulta novedoso. Puntualmente la duplicidad de competiciones futbolísticas provoca que el camino aparezca repleto de maleza. Posiblemente sea el caso, si se avista el calendario que la plantilla azulgrana debe afrontar en el tiempo más reciente. La Liga y la Copa se solapan para fundirse. El regreso de las huestes granotas al torneo del K.O propicia una semana repleta de desafíos. La hoja de ruta a seguir está marcada de antemano. El bloque que conduce Muñiz afrontará el próximo sábado el choque liguero ante el Getafe en el feudo del Ciutat de València. El enfrentamiento ante la escuadra del Sur de Madrid, vinculada a la jornada novena de LaLiga Santander, marca el punto de inicio de unas jornadas caracterizadas por una actividad frenética. Los compromisos sobre el pasto se agolpan prácticamente para proponer tres confrontaciones encadenadas en el recorrido que establece una semana. Siete días sin intervalos, ni paréntesis con la acción focalizada en todo aquello que acontezca en el interior del verde.

El choque ante el Girona, pautado para la tarde-noche del jueves 26 de octubre, y el encuentro inmediato frente al Eibar, programado para el domingo 29 de octubre, cierran la terna de confrontaciones que la competición propone de manera inexcusable. La multiplicidad de partidos suele anunciar variaciones sustantivas en las propuestas tácticas. Lo cierto es que Muñiz agitó el once en el duelo ante el Espanyol del pasado viernes. En tierras catalanas se consumó el esperado regreso de Lerma, confinado en la grada tras la lesión que sufrió en el transcurso del derbi de la ciudad ante el Valencia. En el RCDE Stadium Ivi retornó a la primera línea de fuego. No fueron las únicas novedades en la alineación inicial.

Luna se incrustó en el lateral izquierdo de la retaguardia y Doukouré escoltó a José Campaña en la línea de medios. Unos metros por delante Nano coronó la vanguardia del ataque levantinista. El defensor, el mediocentro y el delantero estrenaron la condición de titulares en el campeonato de la regularidad con la elástica azulgrana. Antes habían sumado minutos emergiendo desde el banquillo. El técnico asturiano fue consecuente con el discurso argumentado en las ruedas de prensa previas a los combates ligueros cuando se le cuestionó por una apuesta invariable por un grupo muy definido y sin apenas modificaciones. Curtido en infinidad de batallas, Muñiz apeló, con un discurso sosegado, a las propias leyes que rigen el desarrollo de una temporada para fundamentar las permutas.

“Habrá momentos para todos”, vino a manifestar en cada una de sus comparecencias ante los medios insistiendo en una idea que reforzaba al colectivo. Ese reparto de fuerzas ya lo puso en práctica durante el relato del curso anterior. Con la excepción de Oier y Langerak, sin muescas en sus respectivos currículums por la energía exhibida por Raúl bajo palos, solo Lukic, Cabaco y Shaq están inéditos en el ejercicio. Esa apertura propuesta por el entrenador coincide con un período álgido en la evolución de la competición. Las lesiones han hecho mella en la fisonomía del grupo desde el nacimiento del curso, el almanaque se comprime en el presente más cercano y en la agenda azulgrana se suceden lo encuentros.

noticiesdigitals

Leave a Reply

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.

%d bloggers like this: